Hoja de ruta 2022: por qué este puede ser EL año de tu vida

Scroll down to content

Publiqué la última entrada en este blog, exactamente, el 27 de agosto de 2020. Mucha agua ha corrido bajo el puente desde entonces, para mí y para todos.

No fue para mí, durante todos esos meses, el momento de escribir. Fue más bien la etapa donde aprendí a abrazar y aceptar el camino de la “no resistencia”, algo que entendía a la perfección desde el punto de vista teórico mas no —como me demostró, con paciencia pero sin clemencia, la vida— desde el práctico.

A lo largo de todos esos días, aprendí (y de la manera difícil, como estaba acostumbrada hasta ese momento) que a veces es, simplemente, el momento de bajar los brazos y aceptar que no es nuestro momento para remar sino, más bien, para acopiar las fuerzas que nos permitan hacerlo en el tiempo indicado.

En mi interior, sé que ese día —al fin— ha llegado. Y los días que sigan a este me encuentran dispuesta a tomarlos como aquello que ahora para mí representan: un tramo del trayecto que me acerca a cumplir mis sueños. Y sé que está en mí la voluntad para dar, en cada una de esas jornadas, el paso que cada uno de esos tramos espera que dé para —al fin— dejarlo atrás. No como si fuera algo indeseable; todo lo contrario: para recordarlo como una bendición que me dio la oportunidad de crecer y de demostrar que estos meses de aparente “inactividad” valieron la pena.

Sé también que ese avance paso a paso, día a día, requiere de muchos sacrificios y renuncias. No digo que vaya a ser un camino escabroso; simplemente, que no va a ser placentero a cada instante y que deberé encarar muchas tareas que pondrán a prueba todo lo aprendido hasta el momento. Pero, como aprendí a través de una ruta difícil y dolorosa, este año va a ser MI año porque no existe, para mí, otra opción.

Y tampoco quiero que haya otra opción para los lectores de este post. Lamentablemente, no lo puedo decidir por ellos —por ustedes—, porque los hechizos de mi varita mágica (que la tengo, claro; aguantá, Harry Potter) solo inciden en mi vida. Que este año sea SU año solo depende de ustedes, y lo saben. No hace falta que venga yo para decírselos pero, ya que estoy, se los recuerdo. Pase lo que pase en sus vidas, PASE LO QUE PASE, solo depende de ustedes.

Recuperen ese poder. Quiero empezar a escribir de manera más sostenida y fluida este año para recordárselos. Aunque suene paradójico, porque yo siempre aprendí las lecciones más valiosas de mi vida luego de tocar fondo (y excavar lo suficiente para hacer aún más profundo ese fondo que parecía tener un non plus ultra), creo que no es necesario llegar a ese punto y es uno de mis deseos para este año que mis lectores no tengan que llegar a esos extremos. Y que mi humilde experiencia les pueda ser de ayuda para acelerar el camino hacia la realización de sus metas en lo relativo a sus emprendimientos, que es el tema acerca del que me siento capacitada para hablar.

11/1/22, un día bellísimo para quienes creemos en el poder de los números y los símbolos. La luz se cortó en mi edificio hace un par de horas; la batería de mi computadora agoniza, la de mi celular también. Este post iba a ser más largo y no quería dejar de ninguna manera de escribirlo hoy, así que lo tomo como una señal —en un día mágico, de un año que (no lo duden) será mágico— de que no debo extenderme más y que, por hoy, basta con una introducción. A taste of things to come.

En el próximo post, entre esta semana y la próxima (publicaré el aviso en mi IG @ariana.riccio) arrancamos con la hoja de ruta.

¡Los espero! ♥️

3 Replies to “Hoja de ruta 2022: por qué este puede ser EL año de tu vida”

  1. Soy Profesional en Cs. Económicas, y me encantaría ser redactora de contenidos. Estoy un poco pérdida. Me gustó la transparencia y las ganas de cumplir sus sueños de la aurora de este blog.Saludos. Nelida Ester Martínez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: