Cosas inconfesables (10 tips para freelancers que nadie más te va a dar) – Parte II

  • Ariana 

Esta es la continuación de un post con tips para freelancers publicado en octubre (cuya continuación estaba prevista, por supuesto, para ese mismo mes). Pero, a veces, la vida nos pasa por encima.

No obstante, como buenos sobrevivientes en este -cada vez más- entrópico mundo, aquí estamos convocados por la eterna magia de las letras. Quien escribe y mis queridos lectores.

Y, si no leyeron la primera parte de este texto, les ruego encarecidamente que lo hagan porque puede cambiarles la vida. En serio.

Sin más preámbulos, la segunda y última parte:

6- La quintaesencia de los tips para freelancers. O «Peinate, porque salís en la foto»

Una breve recomendación para todos aquellos que no trabajamos en una oficina y pensamos que la presencia no importa.

La mala -o buena- noticia es que sí, importa. No sé cómo explicar en términos científicos esta relación. Pero, aunque nadie nos vea, nosotros, de alguna manera, incluso si todos los espejos desaparecieran de la faz de este universo, sí lo hacemos. Y estoy convencida de que eso influye en nuestro trabajo.

Después de todo, somos nuestros fans número uno, ¿o no? ¿Acaso no esperamos ver otra cosa que la imagen de una diva (o divo)?

Lo repito: no hacen falta los espejos. Hay algo que se denomina autopercepción y estoy convencida de que repercute en nuestro trabajo. Y esa percepción de nosotros mismos debe estar asociada a la seguridad. Arreglate como quieras. Pero arreglate. Nunca lo veas como una pérdida de tiempo: es un mimo que trasciende el aspecto físico y le habla acaso con un lenguaje simbólico, pero directo, a tu mente.

tips para freelancers - Ariana Riccio
«Creo que el peinado me quedó un poco demasiado sencillo, pero bueno»

Adoptemos la costumbre de que, aunque no salgamos de casa, nos arreglemos con el fin de sentirnos seductores, siempre de acuerdo a los parámetros que cada uno defina para ello 🙂.

De acuerdo a mi experiencia, este es uno de los tips para freelancers que resulta clave para lograr esa meta de ser nuestro fan número uno.

7- La táctica del «cero estrés»

¿Tenés alguna reunión (ya sea presencial o virtual) con un cliente un poquito, digamos, conflictivo?

Bien: una hora antes -ni mucho más, ni mucho menos- hacé algo que te relaje mucho. Pero mucho.

No voy a entrar en detalles: hacé lo que te apetezca. Hay un abanico muy amplio: podés hacer algunas posturas de yoga o tomarte una copa de vino. O lo que se te ocurra: si estás leyendo esto, tenés una mente creativa y no soy yo quien deba darte ejemplos 😁.

Eso te va a inundar de una buena energía que se va a transmitir. Voy a ser muy honesta: por motivos varios, la reunión puede -igualmente- tener momentos tensos. Pero casi sin temor a equivocarme te diría que va a tener más que ver con las tensiones que el cliente proyecte sobre vos que con tu trabajo, y tu actitud, en sí.

Todos podemos cometer errores, es cierto; y dignifica nuestro trabajo reconocerlos. Pero, si ese fuera el caso y las tensiones devinieran de ese hecho, si estás en un mood relajado vas a poder ser proactivo en lugar de reactivo, y proponer soluciones para redirigir el curso de acción, de manera que CALMA. No todo tiene solución en esta vida. Pero este tipo de situaciones, sin duda, sí.

Y esa última frase debe ser un mantra dentro de esta serie de tips para freelancers 🙏.

8- Un mal día lo tiene cualquiera

Hay una máxima que me llevó años de trayectoria entender y es que nadie puede dar el mejor show todos los días.

Tenemos que ser nuestro mejor aliado. Nuestro fan número uno.

Por eso, lo que sí podemos hacer es minimizar lo más posible el riesgo que un mal día puede acarrear. Si no debemos encarar ninguna actividad crítica para nuestra reputación profesional, tratemos de tomarnos ese día. Pero no para aliviar los síntomas, que también lo podemos hacer y es lícito para sentirnos mejor. Sino para examinar las raíces de lo que provoca ese mal día y determinar si podemos arrancarlas de cuajo o -al menos- dejar de alimentarlas.

9- Siempre hay un motivo real para brindar

Celebrá, siempre celebrá cualquier logro, por pequeño que sea.

Antes de terminar, te lo quiero decir de manera literal porque, así como el punto uno de estos tips para freelancers (ver primera parte) era MUY importante, este también lo es. Ni tu abuelita, ni tu mamá, ni tu papá, ni tu pareja, ni tu mejor amiga/o: convertite VOS en tu fan número uno.

Te lo dice desde el alma alguien que no tiene madre, padre, pareja ni abuelos… aunque sí amigas que sé que confían en mí y se los agradezco con el ❤.

Así que sí, cuando sientas que tenés alguna ocasión para celebrar, descorchá esa botella que tenías guardada para una ocasión especial. O servite agua en la copa más linda que tengas. Pero brindá por eso. Si tenés compañía, genial. Pero, si no es así, hacé ese brindis igual (ahí va a estar mi espíritu acompañándote 😉).

10- Ser tu fan número 1 implica ser tu contador

Recordemos que los clientes que nos drenan tiempo y energía no hacen más que alejarnos de nuestro principal cliente, aquel cuyos objetivos comerciales y profesionales jamás debemos perder de vista: nosotros mismos.

Sé que este es uno de esos tips para freelancers que suena materialista, pero no. La realidad es que terminamos tratando a nuestros clientes como nos tratamos a nosotros mismos.

Tu tiempo y tu energía son tus principales riquezas. No permitas jamás que nadie te las arrebate a cambio de nada. Conservá esos recursos para vos y para esos clientes que los merecen.

Ahora, a fundar tu club de fans

Expectativa:

tips para freelancers - Ariana Riccio
«Mmm… cuando haga la reunión de mi club de fans, ¿entrarán en un estadio, o me quedará un poco chico?»

Realidad: no pasa nada si sos el único, porque sos el que realmente importa 😉.

Y, sí después de leer esta lista de «cosas inconfesables» te seguís sintiendo perdido en esa ardua tarea de encontrar todo esa autoestima necesaria para ser tu fan número uno, no dudes en escribirme.

Tengo más de veinte años de experiencia en ese proceso y creo que siempre hay alguien que se podría beneficiar de lo aprendido a lo largo de ese camino.

Nos vemos en el siguiente post, que ya está en proceso y es algo que me consultan mucho: cómo hacer una autobiografía. ¡Los espero!

Deja un comentario